Parece mentira la cantidad de posibilidades en mis manos. Tanto que puedo sembrar, aun sin saberlo a veces. Tiempo, alegría, medios, capacidades, talento, esperanza, lecciones, historias que pueden enriquecer otras vidas... Hay algo muy paradójico en la vida evangélica: Se gasta lo que no se da....

1
2
socialnetworks
0
s2smodern