Índice del artículo
De memorias y sueños
La memoria que duele
Los sueños que sanan
Algo que nos hace muy humanos es la posibilidad de imaginar diversas situaciones, aunque no las hayamos vivido ni las vayamos a experimentar; la conciencia que tenemos del tiempo; la capacidad, no solo de recordar el pasado –dicen que los elefantes también tienen memoria- sino de soñar futuros. A veces los recuerdos, y las expectativas, nos duelen. Otras veces nos ilusionan. En ocasiones, mirando al pasado, nos vence la nostalgia, pero otras es memoria agradecida. En cuanto al futuro, puede ocurrir que veamos un horizonte radiante, que entusiasma y anima. O una nube amenazante. Y, con todo, qué triste sería no poder evocar lo vivido ni anticipar lo que está por venir. Qué triste sería no poder imaginar futuros. Y trabajar por ellos.


 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.